Respeto
Respeto, unidad e independencia
15 marzo, 2019
diferencias
Diferencias sociales negativas
21 marzo, 2019
Mostrar todo

El inconsciente negativo

insconciente

El inconsciente negativo

Generalmente toda posible angustia, irritación o tristeza, tienen su base en las primeras vivencias de vacío o soledad afectiva, y también de frustración o tensión por impotencia (incapacidad de lograr, solucionar, hacer…) y por ultimo de creerse o sentirse como identidad “poco”, menos que nada, culpable de ser así de deficiente. Todo esto aunque no se pueda distinguir conscientemente, está ahí inconscientemente, y tiende a buscar situaciones o interpretaciones para volver a revivirse. Esto parece paradójico conscientemente, pues conscientemente se desea el bien, el gozo o el amor en cualquier de sus aspectos. Conscientemente se puede ver más fácilmente la proyección opuesta a esa angustia inconsciente, como por ejemplo los deseos exaltados de demostrarnos y demostrar (a los demás) que somos importantes, más que… (Orgullo) que tenemos valor y somos esforzados (Prepotencia) y que somos queridos, e intentamos conseguir que nos quieran (Vanidad). Estos mecanismos psicó-emocionales toman infinitud de formas que se repiten en diferentes aspectos de nuestra vida, y la vivencia de eso es triple. Una es vivir la parte más dolorosa compuesta por la angustia, irritación o tristeza. Otra es vivir el estímulo, la estrategia o el deseo para lograr demostrarme y mostrar, mi valor, admiración o cariño. Y por último podemos vivir momentos gratificantes psicó-emocionales de creer y sentir haber logrado el deseo.
 Todo este mecanismo tiende a repetirse, y aun consiguiéndose comparativamente unas circunstancias muy favorables, la angustia general no desaparece. La posible disminución de esa angustia, irritación o tristeza, es que fundamentalmente seamos lo más conscientes posibles de este mecanismo, y des-identificarse de la idea negativa y errónea de ser, para reconocerse como vida en su totalidad.

Lo que Es

En lo que es, que realmente es lo que hay, toda posibilidad está abierta, y la autenticidad es el instante presente. Aunque todo tipo de proyecto, deseo, etc. forma parte de lo que es, reconocer lo que Es, libera el pensamiento obsesivo del remordimiento del pasado, y la preocupación del futuro, aceptando el momento presente con toda espontanea naturalidad. La idea de yo queda relegada a un plano funcional, el momento presente se convierte en una totalidad en sí misma, sin buscar ningún supuesto estado más real o iluminado.
 Cuando se reafirma la auténtica identidad, desaparece el aparecer y desaparecer en Eso que es más allá del olvido, en una imposible descripción de la absoluta realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Power by

Download Free AZ | Free Wordpress Themes